Rosas Cuidados y mantenimiento – como cuidar las rosas

Cuidado de las rosas – Todo lo que necesita saber

Rosas para principiantes – La guía completa

Las rosas se clasifican entre las plantas ornamentales más populares y ampliamente cultivadas. Las encontramos en casi todas partes, desde balcones y jardines hasta los jardines reales más famosos del mundo. La rosa es una planta caducifolia perenne (pierde sus hojas estacionalmente), del género Rosa, y es miembro de la familia de las Rosaceae. El género Rosa incluye cientos de especies y miles de variedades, cada uno de los cuales tiene características diferentes. Por lo tanto, podemos encontrar variedades tupidas, trepadoras o de senderos, variedades enanas, variedades cultivadas para su madera, sus flores, sus frutas o su aceite esencial.

El tallo de la planta es leñoso y cubierto de espinas. Estas espinas son mecanismos de defensa. Los colores de las flores están en la paleta rosa-roja, aunque hoy en día, encontramos variedades de diferentes colores como blanco, amarillo, rosa, rojo e incluso negro.

Las rosas se cultivan principalmente por sus flores. Sin embargo, algunas variedades también se cultivan por su madera, que es de excelente calidad y se usa a menudo en interiores de automóviles e incluso en la industria armamentística. Las flores de la planta se usan como ornamentales, pero también tienen otros usos. Los pétalos de la flor contienen un aceite esencial muy cualitativo, que se utiliza principalmente en la industria cosmética. Además, los pétalos de algunos cultivares se utilizan para la producción de dulces y mermeladas.

Cómo cultivar rosas en el hogar

No hay nada más hermoso que un jardín o balcón lleno de flores de colores. Las rosas son una excelente opción para el jardín. Son plantas fáciles de cultivar, muy adaptables, y producen algunas de las flores más bellas del reino Plantae. Sin embargo, cultivar plantas en su jardín tiene algunos riesgos, lo que puede hacer y no hacer, y cosas que debe evitar completamente.

Resumen de puntos clave:

Las variedades de rosas más antiguas pueden vivir de 40 a 50 años o más, pero las variedades contemporáneas que se venden en viveros a menudo viven de 10 a 12 años.

El mejor método para comenzar sus rosales es comprar una planta joven de un vivero legítimo (ya sea raíz desnuda o en un recipiente). No se recomienda cultivar rosas a partir de semillas.

En caso de que compre una plántula de raíz desnuda, es posible que deba remojarla durante la noche antes de plantar, de acuerdo con las especificaciones del productor.

Antes de plantar la rosa joven en su patio trasero, se debe arar la tierra para eliminar las malas hierbas y preparar la tierra para recibir a la nueva planta.

En muchas áreas, puede sembrar sus plántulas de rosas durante todo el año, pero es preferible plantarlas desde fines del otoño hasta principios de la primavera para que vea su rosa florecer a fines del verano.

Debe cavar un gran agujero y colocar suavemente la planta joven junto con la bola de tierra, a la misma profundidad que en el vivero.

En caso de que desee plantar rosas en una maceta, es posible que deba evitar las de plástico y prefiera una maceta de arcilla o cemento. Tenga en cuenta que es posible que tenga que replantar su rosa en una maceta nueva cada 2 años.

Puede considerar comprar una mezcla de suelo enriquecida especial para rosas de un vendedor certificado. Puede mezclar el suelo con perlita para una aireación y drenaje óptimos.

Si ha elegido enrejados o rosas trepadoras, es necesario un sistema de soporte como una pérgola.

Las rosas necesitan agua para producir hermosas flores. Considere regarlas regularmente, especialmente durante el verano, donde se necesita riego al menos una o dos veces por semana en la mayoría de los casos.

En lo que respecta al método de fertilización, es posible que necesite estiércol o compost una o dos veces al año. También puede elegir un fertilizante equilibrado (N-P-K 10-10-10) o un fertilizante de liberación lenta (4 meses) que a menudo se aplica a principios de la primavera.

Las rosas necesitan poda. De lo contrario, se volverán enormes, leñosas y propensas a las enfermedades. Tendrá que eliminar brotes débiles, enfermos o más viejos cada año. De hecho, el entrenamiento y la poda son realmente importantes porque, además de mantener la forma óptima de las plantas, también mejoran la salud general de las plantas, debido a una mejor aireación y penetración del sol. En la mayoría de los casos, la poda se realiza a principios de la primavera, después de la última helada. Sin embargo, es posible que deba realizar pequeñas operaciones de poda durante la primavera, el verano y el otoño (especialmente para las rosas trepadoras).

En caso de que desee cosechar una flor, el método para hacerlo es a través de unas tijeras en un ángulo de 45 grados. Puede cortar el tallo floreciente justo encima de su última hoja para que la planta pueda producir otra flor pronto.

El cuidado de las rosas puede ser un poco peligroso debido a sus espinas. Como ha decidido cultivar rosas en su jardín, puede considerar comprar guantes especiales que lo protegerán durante las operaciones rutinarias.

Ubicación de rosas, requisitos de suelo y preparación

La mayoría de los cultivadores de rosas comienzan el cultivo a partir de esquejes de 1 o 2 años. Unos días antes de plantar, preparan el campo. Cultivan la tierra, eliminan restos y malezas anteriores. También pueden integrar la fertilización basal combinada con estiércol bien digerido en el suelo. En caso de que decidan plantar muchas rosas, también diseñan y construyen el sistema de riego.

Cuando están listos para plantar, cavan hoyos a una profundidad de 30-40 cm (11.8-15.7 in) y plantan las rosas jóvenes. En lo que respecta a la ubicación, debe seleccionar un lugar soleado en su jardín. Las rosas solo pueden producir hermosas flores en lugares con muchas horas de acceso a la luz solar directa. En lo que respecta a sus necesidades de suelo, las rosas prefieren suelos profundos y arcillosos, pero bien drenados para prosperar. Como nivel óptimo de pH del suelo, es bien sabido que las rosas prefieren un suelo ligeramente ácido (pH de 5.5 a 7).

Antes de plantar rosas, el suelo debe ararse. La labranza tiene como objetivo la destrucción de las malas hierbas perennes y el esponjado del suelo, lo cual es necesario para el desarrollo del sistema radicular. Unos días antes de la siembra, muchos jardineros aplican un fertilizante previo a la siembra, como estiércol bien podrido, en todo el campo o solo en las áreas de siembra. Lo hacen para aumentar la fertilidad del suelo y mejorar la textura del suelo.

Propagación de rosas: Rosas de raíz injertadas y propias

Las rosas se propagan principalmente por esquejes de madera dura o injertadas. El injerto es una técnica de uso común mediante la cual unimos partes de dos plantas diferentes para que crezcan como una sola planta. La parte superior de la primera planta se llama vástago y crece en el sistema de raíces de la segunda planta, que se llama portainjerto. Finalmente, tenemos una planta que combina todas las ventajas de sus diferentes componentes. Los portainjertos más utilizados hoy en día son las especies de rosas silvestres. En muchos casos, las rosas injertadas son más sensibles al frío en comparación con las rosas de raíz propia. Puede consultar a su vivero local y discutir qué opción es mejor para el clima de su área.

Sin embargo, las rosas se pueden propagar a través de otros métodos también. Las semillas solo se prefieren en los laboratorios. También se usan ramificaciones y corredores, pero a menor escala.

Plantación de rosas – Cómo plantar rosas

En el momento de la siembra, los productores cavan hoyos en una profundidad promedio de 30-40 cm (11.8-15.7 in) y siembran las plántulas jóvenes. Antes de plantar, en muchos casos, los productores recortan las raíces de los esquejes y eliminan los brotes que posiblemente hayan surgido en el vástago. Las plántulas se siembran a tal profundidad, de modo que el área injertada estará a 4-5 cm (1.5-2.3 pulgadas) sobre la superficie del suelo. Al agregar el suelo, tenemos que presionarlo suavemente, hasta el llenado completo de los hoyos, para evitar daños al sistema de raíces jóvenes y sensibles. Algunos productores también bautizan las raíces en fungicidas antes de plantar (consulte a un agrónomo con licencia local en su área).

Cómo podar rosas

La poda es uno de los factores más importantes para cultivar rosas saludables que producirán muchas flores para los próximos años. La poda promueve la floración, fortalece las plantas y previene brotes de enfermedades. Si las rosas permanecen sin podar durante un año o más, desarrollarán tallos leñosos muy gruesos y reducirán significativamente la producción de las flores.

Las podas de rosas jóvenes comienzan temprano desde el primer año de establecimiento de la planta. Los productores realizan recortes en rosas jóvenes a una altura de 45-60 cm para promover el desarrollo de brotes periféricos, lo que finalmente conduce al desarrollo de un arbusto.

Desde el primer verano en adelante después de la siembra, los productores comienzan a eliminar cualquier flor producida, así como los brotes débiles, para promover la próxima producción de otoño. Desde el segundo año en adelante, se realiza una poda ligera al mismo tiempo que la cosecha. Durante este tiempo, los productores eliminan los brotes bajo la primera flor cortándolos por encima de la primera hoja del suelo. Cada 2-3 años, los productores pueden realizar una poda pesada eliminando ramas y brotes viejos, rotos, débiles o enfermos para fortalecer la planta.

El raleo es una técnica importante según la cual, los jardineros eliminan manualmente las flores pequeñas, inmaduras o defectuosas de la planta. De esta manera, alentamos a la planta a transferir sus nutrientes a menos flores, pero más cualitativas.

Requerimientos de agua de las rosas: Cómo regar las rosas

El riego es una de las operaciones más importantes y es fundamental para el éxito del cultivo de rosas. Las rosas necesitan agua para producir una gran cantidad de flores prósperas. El rosal tiene mayores necesidades de agua durante la etapa de floración, que ocurre desde el verano hasta el otoño. En los grandes viveros de rosas comerciales, a menudo se utilizan sistemas de riego por goteo. Con estos sistemas, un agricultor puede monitorear la humedad exacta del suelo cada día y aplicar la fertirrigación eficiente, es decir, la inyección de fertilizantes a través del sistema de riego como corresponda. Los requerimientos de agua pueden ser totalmente diferentes según las condiciones y la variedad de rosa que tengamos.

Requerimientos de fertilizante de rosas

En primer lugar, debe tener en cuenta la condición del suelo de su campo a través de pruebas de suelo semestrales o anuales antes de aplicar cualquier método de fertilización. No hay dos campos iguales, ni nadie puede aconsejarle sobre los métodos de fertilización, sin tener en cuenta los datos de su suelo, el análisis de tejidos y el historial de cultivos de su campo.

Sabemos por teoría que la rosa necesita los tres elementos básicos (N-P-K), para desarrollar raíces fuertes, follaje y flores prósperas. Por lo tanto, en muchos casos, se usa un fertilizante equilibrado de N-P-K 10-10-10. Tenga cuidado de no mezclar fertilizantes nitrogenados dentro del hoyo de siembra durante la siembra, o quemará las raíces de su rosa joven. Muchos jardineros usan fertilizantes de liberación lenta (4-6 meses), que a menudo se aplican durante la primavera. Otros jardineros colocan 4-5 cáscaras de plátano dentro de una batidora y las cortan. Luego, agregan agua y crean una mezcla casera de fertilizantes líquidos que proporcionará potasio a las plantas jóvenes.

Sin embargo, estas son solo prácticas comunes que no deben seguirse sin hacer su propia investigación. Cada campo es diferente y tiene diferentes necesidades. Verificar los nutrientes y el pH del suelo es vital antes de aplicar cualquier método de fertilización. El análisis de las hojas también puede ser muy importante para diagnosticar y corregir las deficiencias de nutrientes.

Cosecha de rosas

El momento adecuado para la cosecha de rosas depende principalmente de su variedad. En la mayoría de los casos, las flores se cosechan temprano cuando todavía son brotes; sin embargo, en algunas variedades, los jardineros esperan hasta que hayan comenzado a desarrollarse. La recolección se realiza temprano en la mañana o al final de la tarde, de forma manual con unas tijeras especiales, a través de las cuales cortan el tallo floreciente justo encima de la primera hoja, midiendo desde el punto emergente. En caso de que esperen hasta que se abran las flores, eliminan todo el tallo floreciente de su punto emergente.

Las plagas y enfermedades más importantes de las rosas

Desafortunadamente, las rosas pueden sufrir varias enfermedades fúngicas y diferentes tipos de plagas.

Plagas

Pulgones

Los pulgones aparecen principalmente durante la primavera, en brotes y hojas jóvenes y se alimentan de ellos causando manchas cloróticas. Una vez que la planta ha sido atacada, la gestión es más difícil. Debido al hecho de que las plagas desarrollan inmunidad contra los pesticidas fácilmente, el mejor método para controlarlos es a través del manejo biológico. El tratamiento químico se usa únicamente si el problema es grave y siempre bajo la supervisión de un agrónomo con licencia local.

Tetranychus

Este ácaro es el enemigo más común de las rosas. La plaga vive principalmente en el envés de las hojas, donde se alimenta succionando los jugos de la planta. Una vez que nuestras rosas hayan sido atacadas, notaremos síntomas que incluyen hojas amarillas, secas y quemadas que se asemejan a la planta. Una vez que el cultivo ha sido atacado, el manejo es más difícil. Debido al hecho de que las plagas desarrollan inmunidad contra los pesticidas, el mejor método para controlarlos es a través del manejo biológico. El tratamiento químico se usa solo si el problema es grave y siempre bajo la supervisión de un agrónomo con licencia local.

Enfermedades

Mancha negra

La mancha negra es causada por el hongo Diplocarpon rosae y es una de las enfermedades más comunes de las rosas. Los síntomas de la enfermedad incluyen manchas negras irregulares en las hojas y tallos jóvenes. Gradualmente, las hojas infectadas se vuelven amarillas y caen. Sin el follaje adecuado, la planta es incapaz de hacer la fotosíntesis y muere. El control de la enfermedad comienza con las medidas de precaución adecuadas. Estas medidas incluyen el control de malezas y distancias seguras entre las plantas, el drenaje adecuado y evitando el riego foliar. Las frutas momificadas deben retirarse del campo. El estado general de las plantas también puede aumentar su inmunidad. El tratamiento químico (fungicidas a base de cobre) se usa únicamente si el problema es grave y siempre bajo la supervisión de un agrónomo con licencia local. También es crucial usar un saneamiento adecuado, como la desinfección de herramientas cada vez que entramos en contacto con las plantas.

Moho polvoriento

La enfermedad es causada por el hongo Sphaerotheca pannosa var. rosae. En las plantas afectadas, observamos manchas cloróticas en las hojas, tallos y brotes de flores. El control de la enfermedad comienza con las medidas de precaución adecuadas. Estas medidas incluyen el control de malezas y distancias seguras entre las plantas, el drenaje adecuado y evitando el riego foliar. Las frutas momificadas deben retirarse del campo. El estado general de las plantas (nutrientes y nivel de agua, exposición al sol) también puede aumentar su inmunidad. El tratamiento químico se usa solo si el problema es grave y siempre bajo la supervisión de un agrónomo certificado localmente. También es crucial usar un saneamiento adecuado, como la desinfección de las herramientas cada vez que entramos en contacto con las plantas. Muchos jardineros usan bicarbonato de sodio junto con agua y jabón líquido para controlar el moho polvoriento en las plantas. Desafortunadamente, la mezcla de bicarbonato de sodio solo es efectiva como medida de precaución. Ofrece beneficios mínimos para las plantas ya infectadas.

Mildiú lanoso

La enfermedad es causada por el hongo Peronospora sparsa, que causa manchas angulares y cloróticas características en las hojas. En condiciones de humedad óptimas, los crecimientos grises del hongo generalmente aparecen en la parte inferior del follaje. Las hojas se vuelven amarillas. El control de la enfermedad comienza con las medidas de precaución adecuadas. Estos incluyen el control de malezas y distancias seguras entre las plantas, el drenaje adecuado y evitando el riego foliar. Las frutas momificadas deben retirarse del campo. El estado general de las plantas también puede aumentar su inmunidad. El tratamiento químico se usa solo si el problema es grave y siempre bajo la supervisión de un agrónomo con licencia local. Las hojas y los tejidos infectados deben eliminarse de inmediato. También es crucial usar un saneamiento adecuado, como la desinfección de herramientas cada vez que entramos en contacto con las plantas. Muchos jardineros usan bicarbonato de sodio junto con agua y jabón líquido para controlar el mildiú lanoso en las plantas. Desafortunadamente, la mezcla de bicarbonato de sodio solamente es efectiva como medida de precaución. Ofrece beneficios mínimos para las plantas ya infectadas.

Este artículo también está disponible en los siguientes idiomas: English Français Português Deutsch Русский Türkçe हिन्दी

Equipo editorial de Wikifarmer.com
Equipo editorial de Wikifarmer.com

Wikifarmer es la primera biblioteca en línea generada por el usuario. Usted puede enviar un nuevo artículo, editar un artículo existente, agregar imágenes o videos, solicitar un nuevo artículo, plantear una pregunta sobre algún tema relacionado o sencillamente disfrutar del acceso gratuito a cientos de guías modernas de cultivo. Todo el contenido que usted agregue será revisado sin demora por nuestros agrónomos. Una vez aprobado, se añadirá a Wikifarmer.com e afectará positivamente a miles de nuevos y experimentados agricultores en el mundo. El usuario es el único responsable del uso, valoración, evaluación y utilización de cualquier información suministrada en este sitio web.