¿Qué es la conservación del suelo y por qué es importante?

La conservación del suelo es una filosofía que engloba una serie de prácticas que, en su conjunto, pretenden minimizar y revertir la degradación del suelo. El cambio climático y la agricultura industrial moderna han provocado algunos efectos muy nocivos en algunos de los recursos naturales más importantes, como lo es el suelo, ya que se trata del segundo almacén de carbono más grande después de los océanos. Debido a la intervención humana, el suelo insalubre libera carbono a la atmósfera en lugar de retenerlo durante miles de años. Existe un riesgo evidente de que el calentamiento global pueda provocar que el suelo emita más gases de efecto invernadero, aumentando aún más dicho calentamiento climático formando una espiral retroalimentada. Además, la labranza pesada ha ocasionado un deterioro físico del suelo, mientras que el uso generalizado de fertilizantes nitrogenados a base de amonio ha provocado la acidificación del suelo. Los dos factores anteriores combinados con el monocultivo han originado una degradación biológica del suelo, con la pérdida consecuente de materia orgánica y, por ende, de fertilidad. Por último, el suelo se ha contaminado a raíz del uso extensivo de herbicidas y pesticidas químicos.

A fin de hacer frente a todos estos problemas, la conservación del suelo engloba una serie de métodos agrícolas que, en caso de aplicarlos, mitigarán y revertirán dichos efectos, permitiendo también a los agricultores producir una cosecha con un buen rendimiento. La siembra directa, la rotación de cultivos y el abono ecológico son los tres pilares fundamentales de la conservación del suelo que pueden revertir la pérdida del buen estado físico, biológico y químico del suelo. La utilización racional del agua y dejar residuos de los cultivos en la superficie también son fundamentales. La aplicación de una gestión integrada de plagas y malezas en lugar de fumigar indiscriminadamente con herbicidas y pesticidas de amplio espectro también es una práctica necesaria coherente con la conservación del suelo. Además, la máxima prioridad es preparar un suelo salubre y productivo rico en microbios que almacene más carbono y nos ayude a producir alimentos para una población en crecimiento.

Fuente

https://www.eea.europa.eu/signals/signals-2015/articles/soil-and-climate-change

Este artículo también está disponible en los siguientes idiomas: English Français Deutsch Nederlands हिन्दी العربية Türkçe 简体中文 Русский Italiano Ελληνικά Português Tiếng Việt Indonesia 한국어

NUESTROS SOCIOS

Unimos fuerzas con O.N.G., universidades y otras organizaciones a nivel mundial para cumplir nuestra misión común en materia de sostenibilidad y bienestar humano.