¿Qué es la agricultura orgánica? Agricultura orgánica Definición y ejemplos

Resumen de la agricultura orgánica

En pocas palabras, la agricultura orgánica implica técnicas y métodos de cultivo que buscan proteger el medio ambiente, los humanos y los animales, a través de una agricultura sostenible. Los productores de agricultura orgánica no pueden usar nada más que sustancias biológicas tanto para la fertilización como para la protección de los cultivos. Como métodos de fertilización, utilizan principalmente estiércol, compost o fertilizantes sintéticos orgánicos especiales. Como medidas de protección de cultivos, utilizan principalmente trampas y depredadores naturales. Este método de cultivo requiere mucho esfuerzo y tiene rendimientos significativamente más bajos que la agricultura convencional. Sin embargo, el productor orgánico puede comercializar los productos a precios más altos que los convencionales.

Definición de agricultura orgánica

De acuerdo con la regulación del PARLAMENTO EUROPEO de Bruselas del 27 de abril de 2018, la agricultura orgánica es un sistema general de gestión agrícola y producción de alimentos que combina las mejores prácticas de acción ambiental y climática, un alto nivel de biodiversidad, la preservación de los recursos naturales, la aplicación de altos estándares de bienestar animal y altos estándares de producción en línea con la demanda de un número creciente de consumidores de productos producidos utilizando sustancias y procesos naturales.

Los agricultores ecológicos intentan limitar todos los insumos y utilizan técnicas ecológicas en su rutina diaria. Por ejemplo, cuando se trata del manejo del suelo, los agricultores orgánicos dependen principalmente de la rotación de cultivos para minimizar las deficiencias de nutrientes del suelo. Utilizan principalmente estiércol orgánico en cantidades especificadas por la ley, y bacterias que se unen al nitrógeno, como potenciadores de nitrógeno.

En lo que respecta al manejo de malezas, prefieren el empajado, el desmalezado manual y la labranza. En muchos casos, eliminan las malas hierbas utilizando equipos especiales, diseñados especialmente para la agricultura ecológica. Los agricultores orgánicos intentan minimizar al máximo el uso de productos químicos sintéticos. Por lo tanto, para la protección de cultivos, prefieren principalmente tomar medidas, como trampas y enemigos naturales (depredadores) para las plagas de sus cultivos.

¿Cómo se puede certificar una granja como orgánica?

La agricultura orgánica en cada país está específicamente descrita y definida por la ley, y cualquier uso comercial del término «orgánico» está sujeto al control del gobierno. Hay acciones específicas que cada posible agricultor orgánico debe seguir (y evitar) para obtener la certificación como agricultor orgánico. Incluso una ligera desviación de la ley puede resultar en la terminación del estatus orgánico.

Si está interesado en participar en la agricultura orgánica, puede solicitarlo a un organismo de certificación en su área. En caso de que cumpla con los estándares, después de cierto período (por ejemplo, 3-4 años si cultiva árboles), las autoridades lo aprobarán. Aquellos que sí siguen las reglas, luego comercializan sus productos como «Producto Orgánico Certificado» y pueden mostrar el sello orgánico oficial en su empaque, algo que generalmente resulta en precios más altos.

Principios de agricultura orgánica

Según la IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica), los Principios de la Agricultura Orgánica se describen a continuación:

La agricultura orgánica mantendrá y mejorará la salud del suelo, las plantas, los animales y los humanos como uno e indivisible.

La agricultura orgánica debe basarse en los sistemas y ciclos ecológicos vivos, trabajar con ellos, emularlos y ayudar a mantenerlos.

La agricultura orgánica debe basarse en relaciones que garanticen la equidad con respecto al medio ambiente y los procesos de la vida.

La agricultura orgánica debe gestionarse de manera preventiva y responsable para proteger la salud y el bienestar de las generaciones actuales y futuras y el medio ambiente.

Los objetivos generales de la agricultura ecológica son:

Producir alimentos seguros y saludables, libres de residuos agroquímicos.

La protección general del medio ambiente a través de una gestión sostenible (protección del suelo y los acuíferos, aseguramiento de la biodiversidad).

El uso sostenible de la energía y los recursos naturales (como el agua, el suelo, la materia orgánica).

Mantener y aumentar la fertilidad y la actividad biológica del suelo.

Proteger la salud de los agricultores de la exposición a productos químicos nocivos.

Garantizar el bienestar y el bienestar de los animales.

Las normas y la legislación exactas para las técnicas de producción y las medidas de control de los productos orgánicos dependen de la legislación nacional y comunitaria y pueden variar de un país a otro.

Sin embargo, a continuación, se enumeran algunas prácticas y métodos básicos de agricultura orgánica:

Ejemplos de prácticas de agricultura orgánica:

Rotación de cultivos (evite el monocultivo que gradualmente resulta en la degradación del suelo).

Uso de abono verde.

Uso de estiércol y residuos vegetales (compost).

El reciclaje de materiales orgánicos.

Uso de productos alternativos de protección vegetal (enemigos naturales) y nutrición.

Uso de variedades animales locales y razas animales locales adaptadas a las condiciones particulares del área.

Mantenimiento de un alto nivel de bienestar animal.

Evite el uso de organismos genéticamente modificados (OGM), así como productos producidos por OGM o con ellos.

Filosofía general de la agricultura ecológica.

Como filosofía general, el potencial agricultor orgánico necesita comprender absolutamente el concepto de un ecosistema natural cerrado (con entradas y salidas mínimas) y tratar de usar primero todos los ingredientes saludables que ya existen en el ecosistema. Con esto, queremos decir que la granja orgánica se trata como un ecosistema separado donde hay muy pocas entradas y salidas, y la mayoría de los elementos se reciclan dentro de esta granja, asegurando la sostenibilidad. Por ejemplo, supongamos que gestionamos un huerto de olivos orgánicos. Después de la poda, en lugar de quitar las ramas cortadas o quemarlas (como suele ser el caso en la agricultura convencional), los agricultores orgánicos las aplastan con maquinaria especial, diezman las ramas del árbol y depositan el aserrín en el suelo. Esto tiene efectos beneficiosos, ya que se ha calculado que por cada 1000 kg de madera de olivo (con 50% de humedad) incorporados al suelo, se beneficia con 4 kg de nitrógeno, 0.5 kg de fósforo, 4 kg de potasio, 5 kg de calcio y se le añaden 1 kg de magnesio (Amirante. Et al., 2002). Esto reduce la necesidad de fertilizantes químicos adicionales, la mayoría de los cuales no están permitidos en la agricultura orgánica. De esta manera, tenemos la menor cantidad posible de entradas y salidas y promovemos el reciclaje de los elementos dentro del olivar. Hay, por supuesto, casos en los que las ramas de los árboles deben eliminarse inmediatamente de un huerto orgánico, por ejemplo, cuando un tejido de un árbol sufre una plaga o una enfermedad.

Comprender y prevenir la contaminación

Algunas prácticas aplicadas a los campos circundantes pueden contaminar nuestra granja orgánica. Por ejemplo, la granja orgánica puede contaminarse si nuestro vecino es un agricultor convencional y aplica algunos pesticidas para rociar durante un día ventoso. Sin embargo, la contaminación no ocurre solo por los pesticidas. Incluso durante la poda o la cosecha, existe un mayor riesgo de contaminar el suelo o una fuente de agua simplemente usando una máquina (por ejemplo, una fuga de aceite de la máquina). Los agricultores deben considerar cuidadosamente los riesgos que puede causar la contaminación de una granja orgánica y tomar las medidas adecuadas.

Para evitar los riesgos de contaminación por pesticidas de una granja vecina, los agricultores pueden, por ejemplo, considerar el uso de plantas de cobertura naturales. Este tipo de plantas le da al agricultor la oportunidad de crear un área protegida y reducir los riesgos de contaminación por pesticidas a través del viento. Además, un agricultor podría desviar el agua de escorrentía. Este método reducirá los riesgos de contaminación por pesticidas a través del agua de escorrentía. Los OGM también son un factor contaminante cuando se trata de agricultura orgánica. Es muy importante examinar la historia de los cultivos de los campos destinados a la agricultura ecológica. Los campos prospectivos para la agricultura orgánica deberían tener un historial de cultivo libre de OGM. Los agricultores también pueden considerar el uso de semillas no tratadas. Además, las semillas deben comprarse a un comerciante que no participe en la producción de transgénicos. Finalmente, todas las herramientas de cultivo y cosecha, así como todas las instalaciones de transporte y almacenamiento que se utilizan en la agricultura ecológica no deben ser utilizadas por los agricultores convencionales, de lo contrario aumentamos el riesgo de contaminación. Sin embargo, estas son solo algunas prácticas comunes que no deben seguirse sin hacer su propia investigación. Puede solicitar asesoría a su autoridad local y o a personas certificadas.

Fertilizantes en Agricultura Ecológica

La mayoría de los fertilizantes químicos (por ejemplo, fertilizantes de nitrógeno mineral) no están permitidos en la agricultura orgánica. Los únicos fertilizantes permitidos son aquellos que han sido aprobados para su uso en agricultura orgánica.

Sin embargo, la fertilización adecuada del suelo es vital para el crecimiento de las plantas. Principalmente el nitrógeno, pero también el fósforo y el potasio son elementos esenciales durante las etapas de crecimiento vegetativo de la planta. Como los fertilizantes convencionales no están permitidos, algunos de los mejores fertilizantes orgánicos son:

Abono verde

La producción de abono verde comienza con la siembra de una planta anual o perenne (alfalfa, veza) en el campo. Este método mejora la fertilidad del suelo y la estructura del suelo. Aumenta la absorción de agua y la humedad del suelo. Este método también se aplica como un método de control de malezas. Las plantas fijadoras de nitrógeno, como la alfalfa, el trébol rastrero, las habas, el lupino, el guisante, el garbanzo, etc., se usan ampliamente por esa razón. También se usan cereales, como avena y cebada. Debido a que estas plantas (especialmente las leguminosas) absorben cantidades significativas de nutrientes, su incorporación al suelo proporciona a las plantas los nutrientes disponibles. Si el productor decide usar esta técnica, es necesario usar material de propagación (semillas) que no pertenezca a la categoría de Organismos Genéticamente Modificados.

Compost

El compostaje es un proceso natural en el que grupos específicos de microorganismos, como las bacterias, convierten las sustancias orgánicas en humus. Una vez finalizado el procesamiento, se produce compost. El compost consiste en una mezcla de materia orgánica, nutrientes y oligoelementos. Es una forma de fertilización natural con excelentes propiedades para mejorar el suelo. Sin embargo, debe consultar a su agrónomo con licencia local antes de aplicar el compost.

Estiércol

Otra forma de fertilización orgánica es usar estiércol. El estiércol animal de granjas orgánicas se usa comúnmente. El estiércol debe estar bien podrido y puede aplicarse alrededor de las plantas. Sin embargo, debe consultar a su agrónomo certificado antes de aplicar el estiércol. Otros agricultores cubren la superficie del suelo con material vegetal muerto para mejorar la fertilidad del suelo y controlar las malezas. Este método se conoce como mantillo.

La producción hidropónica normalmente no está permitida. La hidroponía es el método según el cual los productores no usan el suelo para cultivar sus plantas. En cambio, utilizan un medio inerte enriquecido con soluciones nutritivas, donde colocan las raíces de sus plantas. Según las autoridades de la mayoría de los países, los cultivos orgánicos se cultivarán en suelo vivo. Sin embargo, las autoridades de los Estados Unidos han permitido recientemente que algunas granjas hidropónicas etiqueten sus productos como orgánicos.

Protección de cultivos y control de malezas en agricultura orgánica – Manejo orgánico de plagas y enfermedades

En la agricultura orgánica, la mayoría de los pesticidas químicos, fungicidas, herbicidas, etc. no están permitidos, a menos que hayan sido autorizados para su uso en la agricultura orgánica. Los enfoques ecológicos pueden prevenir brotes de plagas y enfermedades.

La prevención de cualquier daño causado por plagas, enfermedades o malezas se basa principalmente en:

El uso de enemigos naturales (por ejemplo, mariquitas).

La selección de especies y variedades resistentes.

Rotación de cultivos.

Técnicas de cultivo adecuadas, como la poda adecuada cuando se trata del cultivo de árboles.

Siembra de ciertas plantas (por ejemplo, arveja) entre nuestro cultivo principal. Algunas plantas (como la arveja y algunas especies de Trifolium) son conocidas por suprimir naturalmente el crecimiento de malezas.

Además, los agricultores pueden elegir tiempos de siembra que eviten los brotes de plagas y mejoren la salud del suelo. Las semillas y los materiales de siembra libres de enfermedades también son necesarios. En general, se recomienda a los agricultores orgánicos que elijan semillas o especies locales, que funcionan bien en condiciones locales.

Ganadería Orgánica

La ganadería orgánica tiene como objetivo tener animales de bienestar y establecer métodos de producción respetuosos con el medio ambiente. Todo esto da como resultado la obtención de productos de alta calidad y, al mismo tiempo, los ganaderos cumplen con los estándares de bienestar animal. La participación en la ganadería orgánica significa obedecer estrictamente algunas reglas específicas. Estas reglas protegen la dignidad, el bienestar y las necesidades nutricionales de los animales, a la vez que aseguran la confianza del público.

Para satisfacer todas estas demandas, el ganado orgánico debe nacer y criarse en granjas orgánicas e ingerir alimentos orgánicos. Esto significa que todos los ingredientes incluidos en el alimento deben ser orgánicos. Además, muchos ganaderos orgánicos cultivan plantas forrajeras por su cuenta para asegurarse de que los alimentos sean orgánicos.

Los agricultores deben seleccionar razas saludables en función de su capacidad de adaptación a las condiciones locales. Por lo tanto, en muchos casos, solo eligen especies nativas. Es muy importante mantener un excelente bienestar animal. Por lo tanto, el personal debe tener todos los conocimientos básicos y habilidades necesarias en materia de salud y seguridad de los animales. En la mayoría de los casos, ningún animal debe mantenerse dentro de jaulas o cajas. Los animales deben poder caminar fuera del establo y tener acceso al pasto. Las aves de corral deberán tener acceso a un área al aire libre durante gran parte de su vida (consulte a su autoridad local y a su organismo de certificación). En la agricultura ecológica, algunos animales vivirán en comunidades, como lo hacen en la naturaleza. La restricción o el aislamiento no está permitido a menos que esto se dicte para su propia protección. Incluso entonces, sin embargo, el aislamiento debe ocurrir solo por un período limitado de tiempo.

Sustancias como hormonas, factores de crecimiento y aminoácidos sintéticos no están permitidos en la ganadería orgánica. Por ejemplo, como sabemos en la agricultura convencional, los productores pueden usar tratamientos asistidos por hormonas para una tasa de reproducción óptima. Esto es algo que un agricultor no puede hacer en la agricultura orgánica a menos que el uso de tales sustancias sea parte del tratamiento veterinario en un animal individual. En tal caso, el animal se mantendrá aislado en espacios suficientemente grandes provistos de paja o lecho adecuado. Puede solicitar más información a las autoridades locales o al organismo de certificación local.

Apicultura orgánica

La apicultura orgánica puede ser más difícil que la ganadería orgánica. Esto se debe al hecho de que no podemos controlar totalmente a las criaturas voladoras como las abejas y, por lo tanto, no podemos evitar que recolecten néctar de granjas convencionales. Sin embargo, hay algunas cosas que un apicultor debe hacer para disminuir esa probabilidad.

En primer lugar, los apicultores orgánicos deberían considerar ubicar los colmenares en áreas que proporcionen fuentes de néctar y polen principalmente de cultivos orgánicos. De esta manera, minimizamos el riesgo de contaminación. En caso de que sea necesaria una alimentación adicional (solo si la supervivencia de la colonia está en peligro debido a la falta de recursos naturales), las colonias de abejas se alimentarán con alimento orgánico (miel orgánica o azúcar).

Al final de la temporada, las colmenas seguirán teniendo cantidades suficientes de miel y polen para permitir que las abejas sobrevivan durante el invierno. Los productores no pueden usar repelentes químicos sintéticos durante las operaciones de extracción de miel. En cuanto al tratamiento de las enfermedades de las abejas, la mayoría de los tratamientos químicos están prohibidos. Hay una excepción, donde algunas sustancias (siempre con certificación orgánica) pueden permitirse en casos de infestación con Varroa destructor. Puede solicitar más información a las autoridades locales o al organismo de certificación local.

Conclusión: ¿Ser o no ser (orgánico)?

La decisión de elegir la agricultura orgánica versus la convencional no es fácil, ya sea desde una perspectiva ambiental o financiera. Algunos agricultores eligen la agricultura ecológica porque encaja bien con su filosofía de producir alimentos naturales. Sin embargo, una gran proporción de agricultores orgánicos tomaron la decisión después de calcular los precios, los ingresos y los gastos. Está claro que algunos agricultores no pueden competir en costo. Su superficie puede ser pequeña o puede que no tengan la experiencia para controlar todos los costos y obtener un producto promedio a un precio atractivo. Por lo tanto, muchos agricultores eligen la agricultura ecológica, ya que apuestan por la calidad. Planean producir una pequeña cantidad de un producto de alta calidad que se pueda vender a precios muy altos. Algunos de ellos tienen éxito en esto, mientras que otros no. En cualquier caso, la agricultura orgánica requiere una amplia investigación, manejo especial, capacitación, orientación y cierto nivel de experiencia para tener éxito.

Este artículo también está disponible en los siguientes idiomas: English Français Português Deutsch Русский Ελληνικά Türkçe हिन्दी

Equipo editorial de Wikifarmer.com
Equipo editorial de Wikifarmer.com

Wikifarmer es la primera biblioteca en línea generada por el usuario. Usted puede enviar un nuevo artículo, editar un artículo existente, agregar imágenes o videos, solicitar un nuevo artículo, plantear una pregunta sobre algún tema relacionado o sencillamente disfrutar del acceso gratuito a cientos de guías modernas de cultivo. Todo el contenido que usted agregue será revisado sin demora por nuestros agrónomos. Una vez aprobado, se añadirá a Wikifarmer.com e afectará positivamente a miles de nuevos y experimentados agricultores en el mundo. El usuario es el único responsable del uso, valoración, evaluación y utilización de cualquier información suministrada en este sitio web.