¿Qué es el cultivo biocíclico vegano?

El cultivo biocíclico vegano es un nuevo enfoque de la agricultura ecológica basado en las plantas. Esta forma de cultivo excluye toda la cría y el sacrificio de animales comerciales y no utiliza ningún insumo de origen animal. Los ciclos de nutrientes se cierran mediante sistemas de fertilización basados principalmente en plantas (incluido el suelo de humus biocíclico).

A través de la promoción sistemática de la biodiversidad y la acumulación de humus, además de la no utilización de pesticidas y fertilizantes sintéticos, los agricultores veganos biocíclicos ayudan a mantener el buen estado del suelo, las plantas, los animales silvestres, los humanos y todo el ecosistema circundante.

El cultivo biocíclico vegano no es un método de cultivo específico, sino más bien un principio que es totalmente compatible con una gran variedad de enfoques agrícolas e incluso los adopta. Incluye las diferentes formas de agricultura regenerativa, permacultura, agroecología, agrosilvicultura, etc., que comparten más o menos la visión original de la «agricultura ecológica», una visión arraigada también en el enfoque vegano biocíclico. Sin embargo, en este caso es necesario que se cumpla la condición de respetar la norma fundamental que prohíbe la cría de animales y el uso de insumos de origen animal.

En un momento en que está aumentando la sensibilización sobre los problemas asociados con la cría de animales en relación con aspectos ambientales y de sostenibilidad como el cambio climático, la degradación del suelo, la contaminación del agua, la pérdida de biodiversidad, los impactos perjudiciales para la salud humana y la seguridad alimentaria mundial, etc., el debate público pide cada vez más la reducción del número de cabezas de ganado. Muchos agricultores se están planteando abandonar la cría de animales por razones de viabilidad económica.

Además, actualmente hay un cambio de paradigma fundamental en la opinión pública, especialmente entre la generación más joven, con respecto a la relación entre humanos y animales. Cada vez hay más personas que consideran que la explotación y el sacrificio de animales para el consumo humano ya no son prácticas justificadas desde el punto de vista ético. En este sentido, también se está desarrollando un mercado para las empresas que cumplen con las expectativas de este creciente grupo objetivo a través de un enfoque de producción constantemente vegana.

Dados estos antecedentes, el cultivo biocíclico vegano ofrece técnicas de cultivo basadas en plantas bien establecidas y una perspectiva orientada al futuro.

La certificación biocíclica vegana y el estándar biocíclico vegano.

Los principios del cultivo biocíclico vegano se establecen en el estándar biocíclico vegano, un estándar ecológico independiente incluido en el conjunto de estándares de la Federación Internacional de los Movimientos de Agricultura Biológica (IFOAM) de 2017 como el único estándar mundial independiente para la agricultura ecológica vegana.

Asociado con el estándar biocíclico vegano, existe un sistema de control y certificación profesional, así como un sello de calidad biocíclica vegana, que ofrece total transparencia a lo largo de toda la cadena de valor y garantiza que los productos marcados con esta etiqueta no solo han sido cultivados orgánicamente sino también de acuerdo con los principios veganos.

Este artículo también está disponible en los siguientes idiomas: English Français Deutsch Nederlands हिन्दी العربية Türkçe 简体中文 Русский Italiano Ελληνικά Português Tiếng Việt Indonesia 한국어

NUESTROS SOCIOS

Unimos fuerzas con O.N.G., universidades y otras organizaciones a nivel mundial para cumplir nuestra misión común en materia de sostenibilidad y bienestar humano.