Cómo controlar con éxito las malezas en el cultivo de maíz para obtener mayor producción

Control de malezas en el maíz

El control de malezas es quizás la actividad más cara en el cultivo de maíz, pero es totalmente necesaria. La razón es que las malezas compiten con las plantas de maíz por el agua, los nutrientes y el acceso a la luz solar, especialmente durante las «etapas críticas» del cultivo. Por tanto, si no se controlan, pueden reducir la producción final del maíz hasta un 30 % o, en algunos casos, incluso un 91 % (1, 2).

El control de malezas, como la protección de cultivos contra los fitopatógenos, debe abordarse con un sistema holístico en el que se contemplen y ejecuten distintas estrategias de control. El agricultor de maíz tiene a su disposición múltiples medidas de control como la labranza, el uso de herbicidas y el control biológico. La estrategia de control definitiva se diseñará después de tener en cuenta factores como:

  • El sistema de cultivo
  • La composición de la maleza en el campo
  • El tamaño de la población de malezas
  • El tamaño de la explotación agrícola y la disponibilidad de mano de obra y maquinaria
  • La variedad de maíz y las distancias utilizadas entre las plantas
  • Las precipitaciones cercanas antes y después de la siembra de maíz

En todas las prácticas de control, la prioridad es reducir el banco de semillas de malezas en el suelo, limitar la cantidad de malezas que han brotado en el campo durante el tiempo de siembra de maíz y, finalmente, mantener el campo libre de malezas durante las primeras etapas críticas del crecimiento de las plántulas de maíz.

Principales especies de malezas en el maíz: identificación de malezas

La composición (es decir, las especies de malezas que crecen en nuestras tierras) es el factor principal que influirá en las medidas de control de malezas que utilizará un agricultor. En este contexto, el agricultor debe llevar un registro de las especies de malezas que crecen en sus tierras y de su población. Además, las herramientas de agricultura de precisión pueden facilitar la creación de un mapa del campo que ilustre la distribución de las especies de malezas en la explotación. Para identificar las malezas, puede usar una guía de identificación, ya sea impresa o electrónica (ya se encuentran disponibles muchas aplicaciones para smartphone). No subestime la importancia de mantener tales registros. Realizar un seguimiento de su población de malezas y de su propagación puede brindarle información sobre la efectividad (o no) de una medida de control y puede servir para identificar las áreas del campo que necesitan mayor atención (control de precisión).

Las especies de malezas en el maíz se clasifican de dos maneras:

  1. Malezas de hoja estrecha frente a malezas de hoja ancha y
  2. Malezas anuales frente a malezas perennes

Las especies de malezas pueden variar según el área, el país y las tierras. La mayoría de los gobiernos publican esas listas locales. Algunas de las malezas más importantes para el maíz se pueden consultar aquí (3). A excepción del historial de malezas del campo, el agricultor debe ser capaz de reconocer las diferentes especies de malezas desde una etapa temprana (cotiledones o coleóptilos) para seleccionar la mejor medida de control e implementarla lo antes posible.

Cualquier cambio en las estrategias de control de malezas o en los sistemas de cultivo (por ejemplo, la transición del sistema agrícola tradicional al sistema de agricultura de conservación u orgánica) probablemente cambiará la especie de maleza dominante y el tamaño de la población en un campo (3).

Entre todas las especies de malezas, la Striga (Striga asiatica (L.) Kuntze) o Hierba de Bruja es el mayor enemigo del maíz, causando pérdidas de producción, incluso pérdidas totales de las cosechas (4), especialmente en África. Para controlar la Striga, los científicos han desarrollado recientemente una tecnología eficiente que implica cubrir las variedades de maíz IR con imazapyr (5).

La resistencia de las malezas a los herbicidas utilizados es un problema global grave. Los casos probablemente difieren según el país y el compuesto activo del herbicida. Consulte las últimas novedades aquí(6).

Algunos ejemplos comunes de malezas en el cultivo de maíz que han desarrollado una resistencia a herbicidas, al menos en un modo de acción, son:

  • Cenizo (Chenopodium album),
  • Cyperus spp.
  • Persicaria (Persicaria maculosa),
  • Hierba mora (Solanum nigrum)
  • Amaranta
  • Hierba de verano (Digitaria)
  • Ray-grass inglés (Lolium perenne)
  • Zarramagar (Erigeron)
  • Ray-grass italiano (Festuca perennis)
  • Hierba Johnson (Sorghum halepense)

Control integrado de malezas en el maíz

El control integrado de malezas, en términos sencillos, significa usar múltiples técnicas, como la labranza, el uso de herbicidas y otras acciones que pueden afectar a la densidad de las malezas, la supervivencia, la competencia y las especies. Este enfoque es muy recomendable, ya que la combinación o una rotación frecuente de las medidas de control permitirá realizar un control de malezas a largo plazo con una mayor tasa de éxito y un perfil más sostenible. En la mayoría de los casos, los agricultores optan por combinar las medidas mencionadas a continuación. Sin embargo, hay algunos casos, como en el monocultivo intensivo de maíz, donde los agricultores confían más en una solución, como la aplicación de herbicidas, porque cuesta menos y ofrece resultados mejores y más rápidos.

Técnicas de control de malezas de preemergencia

La mayoría de los agricultores confían en el control satisfactorio de las malezas antes de sembrar su cultivo. Un campo relativamente libre de malezas y una variedad de maíz de rápida germinación y crecimiento reducirán la necesidad de cualquier operación posterior a la cosecha y, como resultado, el costo para el agricultor disminuirá. Las medidas utilizadas son:

Labranza y arado 

La preparación del lecho de siembra comienza mucho antes de sembrar el maíz en el campo. Dependiendo del sistema de cultivo y de la intensidad de la invasión de malezas del campo, el agricultor puede necesitar de 1 a 6 sesiones de labranza combinadas en la mayoría de los casos con la pulverización de herbicidas.

Desherbado con fuego (se puede usar de manera más rentable en explotaciones más pequeñas) (7).

Competencia de cultivos. La competencia de cultivos en el maíz puede implicar técnicas como la reducción de la separación entre hileras, el aumento de la densidad de plantación y el uso de cultivares competitivos que presentan un potencial supresor de malezas. (8)

Distancia hilera/planta

El agricultor debe tener en cuenta que unas distancias más amplias de la hilera/planta dejarán más espacio para que la luz penetre en el cultivo, facilitando la germinación y el crecimiento de las malezas. No existe una «regla de oro» para saber las distancias ideales, por lo que el agricultor tendrá que experimentar durante algunas temporadas.

Utilice variedades de maíz más competitivas con las malezas (con alta prolificidad de la mazorca o no, ritmo de germinación y brote, etc.).

Uso de cultivares competitivos que presenten potencial supresor de malezas

Control químico de malezas en el maíz: herbicidas

En este caso, el agricultor debe decidir si utilizará un herbicida de amplio espectro o selectivo. Por lo general, el agricultor utiliza una mezcla de un herbicida triazina, como la atrazina o la terbutilazina, para el control de malezas de hoja ancha, y un cloroacetanilida como alaclor, metolacloro y acetoclor para el control de malezas de gramíneas (Foundation for Arable Research(9). Los diferentes tipos de malezas absorben los compuestos activos con un mecanismo diferente, y existen factores externos (por ejemplo, humedad del suelo, etc.) que también afectan a la efectividad del tratamiento. Debe consultar a un agrónomo acreditado y leer la etiqueta del producto detenidamente antes de su uso, para evitar una utilización excesiva.

Para evitar el desarrollo de resistencia en la población de malezas, puede cambiar los herbicidas (modo de acción) con frecuencia. Por último, también se encuentran disponibles ciertos bioherbicidas que pueden utilizarse como alternativa.

Control de malezas de posemergencia en el maíz

Especialmente en el caso de que el maíz se haya sembrado pronto y de que el ritmo de germinación haya sido lento, podría plantearse la necesidad de aplicar tratamientos complementarios para el control de malezas. Hasta el cierre del dosel del cultivo, estas etapas se caracterizan como «críticas» para el cultivo. El agricultor debe mantener las malezas bajo control durante estas primeras etapas de cultivo para proteger la producción final. Este período crítico dura hasta 21-28 días después de la siembra, cuando el maíz ha desarrollado 8-10 hojas (10). Las malezas deben eliminarse en una fase temprana (antes de que crezcan 2-4 hojas).

Después de que el cultivo haya aparecido, el agricultor puede aplicar una de las siguientes estrategias:

Labranza entre hileras 

El tiempo es esencial para el éxito de esta medida. Las malezas deben eliminarse en una fase temprana (antes de que crezcan 2-4 hojas). Esto reducirá a tiempo la competencia con el cultivo por los nutrientes, la luz y el agua. La labranza de posemergencia se puede implementar cuando el cultivo tiene distancias de hilera fijas (sin siembra aleatoria) para reducir el daño a las plántulas causado por las máquinas o el agricultor.

Uso de herbicidas selectivos (espectro reducido)

El maíz tiene una capacidad competitiva muy baja contra las malezas durante las primeras etapas de crecimiento.

El tratamiento con herbicidas de posemergencia puede ocurrir en áreas específicas del campo donde se está realizando un control del problema (= malezas). El mapa de malezas del campo será útil para aportar información en este sentido. Al igual que con el tratamiento de preemergencia, el agricultor debe llevar un registro de la efectividad de la medida y utilizar herbicidas con un modo de acción diferente. Esto reducirá el peligro de desarrollo de resistencia de las malezas a compuestos específicos. La Universidad Estatal de Iowa publicó una lista de los nuevos productos para el control de malezas en el maíz en 2021 (11). Tenga en cuenta que algunas medidas pueden favorecer indirectamente la competencia del maíz contra las malezas. Por ejemplo, un esquema de fertilización y riego bien equilibrado puede potenciar el cultivo y acelerar su crecimiento.

Cultivos intercalados y rotación de cultivos para un control mejorado de malezas en el maíz

El monocultivo de maíz en un campo durante muchos años puede afectar muy negativamente a la composición y la población de malezas. La introducción de otras especies de plantas (generalmente cultivos) en el campo puede marcar la diferencia y disminuir las pérdidas de producción del maíz. El agricultor puede hacerlo aplicando las técnicas siguientes:

*Cultivos intercalados.

El cultivo de dos especies o cultivos en el campo durante el mismo período de cultivo. Se suele llevar a cabo en franjas (cultivo en franjas).

*Rotación de cultivos.

La rotación de cultivos en un campo puede seguir un esquema de 2 a incluso 5 años.

*Uso de cultivos de cobertura y cultivos intermedios

En las tres estrategias, el maíz se caracteriza como el cultivo principal. Esto significa que los cultivos complementarios seleccionados deberían «ayudar» al maíz a aumentar el rendimiento de su cosecha, incluso en su propia contra. El agricultor debe elegir los cultivos secundarios después de un estudio muy exhaustivo. Para obtener mejores resultados, puede solicitar asesoramiento a su agrónomo local.

El maíz es uno de los cultivos más utilizados en los sistemas de cultivos intercalados, y puede intercalarse con buenos resultados con:

  • legumbres (por ejemplo, judías comunes) (es la combinación mejor estudiada con mejores resultados para el rendimiento del maíz (12),
  • soja/cacahuete/mijo (13, 14, 15)
  • trigo y otros cereales (16)
  • calabaza (17),
  • patata (18)

Los cultivos mencionados anteriormente suelen recomendarse y utilizarse en programas de rotación de cultivos de maíz. En general, en cada uno de los tres sistemas mencionados, necesitamos seleccionar especies que no estén estrechamente relacionadas entre sí y que tengan como «enemigos» a diferentes tipos de malezas y fitopatógenos. Esto reducirá significativamente la presión de la selección sobre especies específicas de malezas, reduciendo su fuerte presencia en el campo. La rotación de cultivos es una medida de control muy eficiente para dos malezas importantes del maíz; el Cyperus spp. y el Sorgo de Alepo (nombre común: Hierba Johnson).

Referencias

  1. http://citeseerx.ist.psu.edu/viewdoc/download?doi=10.1.1.193.1401&rep=rep1&type=pdf
  2. https://www.cambridge.org/core/journals/weed-science/article/water-use-and-light-interception-under-palmer-amaranth-amaranthus-palmeri-and-corn-competition/C68EB350C00BAED811F876FEDFF06FE5
  3. https://iimr.icar.gov.in/weed-management/
  4. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0378429007002456?casa_token=S3OrRyVH8nIAAAAA:54ecoKEsHK1Ibq9MXF938n3ddc0xPvq-lpzth7VE3wKYQKg_JXJzKf-rPpQJsn0V8EO6wEaVjL0
  5. https://repository.cimmyt.org/bitstream/handle/10883/19063/58902.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  6. https://weedscience.org/Home.aspx
  7. https://agronomy.unl.edu/documents/Integrated%20Weed%20Mana.%20in%20Corn.pdf
  8. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0261219416301193
  9. https://www.far.org.nz/assets/files/uploads/FAR_Focus_11_-_weeds_in_maize.pdf
  10. https://www.cambridge.org/core/journals/weed-science/article/why-early-season-weed-control-is-important-in-maize/65F25F6C90B510042E033D0CB6049767
  11. https://crops.extension.iastate.edu/blog/prashant-jha-ramawatar-yadav/what%E2%80%99s-new-weed-control-corn-and-soybean-2021
  12. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666790820300033
  13. https://www.mdpi.com/2077-0472/12/2/151/pdf
  14. https://research.wur.nl/en/publications/maizepeanut-intercropping-increases-land-productivity-a-meta-anal
  15. https://library.wur.nl/WebQuery/wurpubs/fulltext/511549
  16. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0378429001001563
  17. https://edepot.wur.nl/22637
  18. https://www.degruyter.com/document/doi/10.1515/opag-2017-0044/pdf

NUESTROS SOCIOS

Unimos fuerzas con O.N.G., universidades y otras organizaciones a nivel mundial para cumplir nuestra misión común en materia de sostenibilidad y bienestar humano.