8 Aspectos a considerar al cultivar Sandías en su Jardín

Cada vez más personsa prefieren cultivar sus propias frutas y verduras por afición, auto satisfacción y para controlar lo que comen. Sin embargo, cultivar frutas y verduras en su jardín tiene algunos riesgos, cosas que se pueden hacer y cosas que no, y hay algunas cosas que se deben evitar.

Aspectos a considerar:

  1. Si considera comenzar a cultivar sandía a partir de semillas, debe tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, las semillas que ha recolectado después de comer sandías en su hogar pueden ser estériles y, por lo tanto, no ser capaces de producir frutas. En su lugar, considere comprar semillas certificadas de un vendedor legítimo. Esto asegurará altas tasas de germinación y no perderá tiempo.
  2. Si considera comenzar a cultivar sandía a partir de plantas, puede comprar sus plántulas a un vendedor legítimo y luego trasplantarlas a sus posiciones finales. Las plantas de sandía pueden ser injertadas o no injertadas. Los productores que eligen usar plántulas injertadas (principalmente en portainjertos de calabaza), buscan aprovechar algunas características del rizoma. Por ejemplo, los productores que tienen problemas con enfermedades transmitidas por el suelo prefieren comprar ya sea variedades no injertadas resistentes a la enfermedad, o elegir una variedad que pueda ser sensible a la enfermedad, pero que esté injertada en un portainjerto resistente. Puede solicitar a su vivero local las enfermedades comunes transmitidas por el suelo que se encuentran comúnmente en su región. De esta manera, podrá elegir una plántula que tenga grandes posibilidades de superar dificultades y finalmente producir sandías bien formadas y sabrosas.
  3. Las sandías vienen de África. Necesitan tierra caliente para desarrollarse y prosperar. Como regla general, plantaremos directamente nuestras semillas o trasplantaremos nuestras plantas jóvenes de sandía solo después de que hayamos plantado todos los demás vegetales en nuestro jardín a fines de la primavera. Las sandías necesitan temperaturas de 18°C a 35°C (65°F – 95°F) y mucha luz solar. Incluso una helada leve puede causar graves daños a los tejidos y frutas. En climas tropicales, el invierno es el mejor período para comenzar las plántulas de sandía, mientras que en lugares con un clima más fresco, podemos plantar nuestras plántulas de sandía a fines de la primavera. Los cultivadores comerciales de sandía cubren el suelo con una película de plástico negro, para calentar el suelo y controlar las malezas. Los cultivadores de jardines pueden hacer algo similar, cubriendo el suelo alrededor de la planta de sandía con un tapete negro.
  4. Debemos elegir un lugar soleado en nuestro campo con buen drenaje. Al cultivar sandías, el espacio es muy importante. Si sobrepoblamos las plantas, no podrán producir sandías bien formadas. Como regla general, plantaremos 1 planta de sandía por 1 metro cuadrado. Si todo va bien, podremos recolectar dos sandías bien formadas de esta planta. Antes de perforar o plantar, es posible que necesitemos aplicar algunos fertilizantes orgánicos para aumentar los niveles de nitrógeno del suelo.
  5. Las sandías son consideradas como plantas «hambrientas». Por esto, nos referimos a sus requerimientos nutricionales. Muchos cultivadores prefieren aplicar abono o compost como métodos de fertilización durante el período de crecimiento, principalmente para aumentar los niveles de nitrógeno y potasio en el suelo.
  6. La pulpa de sandía contiene agua en un porcentaje de casi el 92%. Las plantas de sandía necesitan mucha agua para producir frutas bien formadas con carne sabrosa. Por lo tanto, debe mantenerlos húmedos, pero evite la humedad excesiva del suelo. En promedio, las sandías necesitan 25mm de agua por semana. Esto, por supuesto, no es una regla. Los suelos arenosos pueden necesitar más agua ya que no pueden mantener el agua cerca de las raíces. Por otro lado, los suelos arcillosos pesados, donde no hay un drenaje adecuado, pueden necesitar menos riego. Nunca debemos regar el follaje, ya que esto favorecerá el brote de enfermedades.
  7. Algunos productores prefieren podar los tallos periféricos de la planta, lo que obliga a desarrollarse a través de la nervadura principal. La poda también facilita la aireación adecuada y, por lo tanto, protege a la planta de las infecciones que favorecen la humedad. Otros productores afirman que, mediante la poda, definitivamente retrasamos el crecimiento y la formación de frutos. Sin embargo, casi todos los productores están de acuerdo en eliminar la mayoría de las sandías mal formadas o poco desarrolladas, dejando 1-3 por planta. Este método se llama “raleo”. Este método alienta a la planta a transferir sus nutrientes a menos frutas, que eventualmente se volverán más grandes y más sabrosas.
  8. La cosecha de sandía cuando se cultiva a partir de semillas toma en promedio de 100 a 120 días. La mayoría de las variedades están listas para ser cosechadas aproximadamente 80 días después del trasplante. Una buena técnica para detectar una sandía madura es buscar una mancha amarilla en la superficie que esté en contacto con el suelo. Las frutas pueden permanecer en el refrigerador hasta 1 mes. Los niveles de azúcar de la sandía no se pueden aumentar después de la cosecha.

Este artículo también está disponible en los siguientes idiomas: enEnglish frFrançais arالعربية pt-brPortuguês deDeutsch ruРусский elΕλληνικά trTürkçe hiहिन्दी idIndonesia

Equipo editorial de Wikifarmer.com
Equipo editorial de Wikifarmer.com

Wikifarmer es la primera biblioteca en línea generada por el usuario. Usted puede enviar un nuevo artículo, editar un artículo existente, agregar imágenes o videos, solicitar un nuevo artículo, plantear una pregunta sobre algún tema relacionado o sencillamente disfrutar del acceso gratuito a cientos de guías modernas de cultivo. Todo el contenido que usted agregue será revisado sin demora por nuestros agrónomos. Una vez aprobado, se añadirá a Wikifarmer.com e afectará positivamente a miles de nuevos y experimentados agricultores en el mundo. El usuario es el único responsable del uso, valoración, evaluación y utilización de cualquier información suministrada en este sitio web.